Publicidad

Así te afecta el humo de los cigarrillos que no fumas

Salud
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El tabaquismo de segunda, tercera y cuarta mano repercute en tu salud mucho más de lo que imaginas

El consumo de tabaco está considerado como el problema de salud pública más importante en las sociedades avanzadas. Un estudio reciente realizado en Estados Unidos con una muestra de más de 350.000 personas observó cómo aumentaba la posibilidad de padecer enfermedades, sobre todo cáncer, con el consumo de cigarros, puros o pipas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco mata a la mitad de sus consumidores. Pero no solo es dañino con quien fuma. Cada año fallecen por esta causa ocho millones de personas, de los cuales 1,2 millones son fumadores pasivos, es decir, personas expuestas al humo del tabaco ajeno. Y es que el tabaquismo siempre resulta perjudicial. A continuación vemos de qué manera afecta en la salud de todos.

La sociedad actual tiene una plena conciencia de los efectos adversos del fumador activo (el que inhala directamente el humo del extremo de un cigarro), pero aún no está tan concienciada sobre los efectos nocivos del consumidor pasivo. Por eso, en este artículo explicamos cómo repercute en la salud el humo que no se inhala de un cigarrillo.

Fumador pasivo: ¿el tabaco es tan perjudicial?

El fumador pasivo es aquella persona que, sin ser fumadora, está expuesta al humo del tabaco. Esta exposición se puede clasificar en dos tipos: humo de segunda mano y humo de tercera mano.

  • Humo de segunda mano. Viene del extremo ardiente de un cigarrillo, cigarro o pipa. También es el humo que los fumadores exhalan. Diversos estudios indican que una persona que respira humo de segunda mano está expuesta al mismo alquitrán, nicotina, cianuro y otros productos químicos que causan cáncer. Incluso se ha visto que este humo contiene más toxinas que el inhalado por el fumador.
  • Humo de tercera mano. Se encuentra en el ambiente. Son los residuos de nicotinas y otras sustancias que quedan en los interiores por el consumo de tabaco. Este humo queda adherido a la ropa, los muebles, las paredes, los juguetes y otras superficies mucho tiempo después de haber fumado. El humo de tercera mano contiene más de 250 productos químicos. Aunque sea un concepto relativamente nuevo, se ha comprobado que los niños expuestos a él tienen más riesgo de padecer enfermedades, ya que en muestras de orina y sangre presentan niveles más altos de cotonina, que es un subproducto de la nicotina. Según palabras del doctor Taylor Hays, director médico del Centro de Dependencia a la Nicotina de la Clínica Mayo de Minnesota, para eliminar el humo de tercera mano no es suficiente con ventilar las habitaciones, abrir las ventanas, usar ventiladores o aire acondicionado, ni al restringir el hábito de fumar a ciertas áreas de la casa, sino que se deben lavar o limpiar con frecuencia.

Un estudio publicado por la revista Environ Health Perspect indica que si las mujeres embarazadas están expuestas al humo de segunda y tercera mano, esta situación repercute en el desarrollo del feto: disminuirá su peso al nacer. También se vio como el tabaquismo en cualquiera de los padres incluye en el comportamiento y desarrollo de los hijos.

CONTINUAR...

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Inscríbete a través de nuestro servicio de suscripción de correo electrónico gratuito para recibir notificaciones cuando hay nueva información disponible.