Publicidad

OJO EN EL MAR, TORRE DE MARFIL

Columnistas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Y públicamente te diré que,

son nuestras luces y no nuestras oscuridades lo que realmente nos asusta.

Empequeñecerse no ayuda al mundo.

Debemos ser como gotas que rebosan en el mar.

O incluso como olas que arrasan la ciudad.

Debemos ser banderas alzadas.

Costas con más de un horizonte.

Nos corresponde ser conchas del mar para que el eco se escuche

más allá de los siete mares.

Sabemos que hay callejones sin salida por donde el alma revienta.

Precipicios con puentes rasgados de dolor.

Botas atadas al nudo de la decepción y un paseo lento con mil estrategias

para alcanzar un plan perfecto.

Bajo mis pies hay un mundo y encima de mi otro.

Estoy anclado a las profundidades del mar.

Soy ojo en el mar, aislado en medio de la nada.

Torre de marfil, que alumbra a cualquier despistado.

Soy, el faro, que ilumina los pasos de los demás.

CONTINUAR...

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Inscríbete a través de nuestro servicio de suscripción de correo electrónico gratuito para recibir notificaciones cuando hay nueva información disponible.